INFORMACIÓN PARA SESIONES NEWBORN 


En este tipo de sesiones hay un condicionante que es muy importante: el tiempo.

Hay que tener en cuenta que se tiene que hacer los primeros 15 días después de haber nacido, ya que pasados esos días los bebes empiezan a perder la postura fetal, nos son tan flexibles y no duermen tanto, además la piel les cambia a consecuencia de la lactancia.

Es una sesión larga de entre 3 y 4h en la que paramos las veces que haga falta para que el bebé coma, se relaje y se duerma.

Lo que se intenta en estas sesiones es conseguir esas posturas tan recogiditas donde se les ve con esa posición casi fetal como si estuvieran en la barriguita de su mamá.

Se combinarán fotos del bebé solo y con los papás y/o hermanos.

Las sesiones de bebés entre 1 y 2 meses son también largas y se incluyen en este tipo de sesiones, porque el pequeño aún necesita más descanso, se enfocará como una sesión de recién nacido intentando dormir y posar al pequeño aunque es complicado conseguir los mismos resultados, por eso se combinarán también fotos del bebé despierto y con los papás para completar el reportaje.

Por todo esto, si estas embarazada te aconsejo que te pongas en contacto conmigo lo antes posible para que podamos planificar todo para la sesión y así no perdernos estas imágenes tan dulces.

 

INFORMACIÓN PARA SESIONES DE BEBÉS


A partir de los seis meses de edad y hasta que el bebé empieza a caminar, las sesiones son más espontáneas ya que todo va saliendo sin tener mucha organización de todo, mandan ellos, les apetece reír y ríen, llorar, jugar...

Yo prefiero hacer este tipo de sesiones al exterior ya que tienen mucho con que entretenerse y podemos conseguir muy buenas fotos. Pero si no es la elección, en vuestra casa o en el estudio también podemos conseguir muy buenos resultados.

Dura 2h aproximadamente y pueden participar hermanos y los padres.